Dorados o plateados



Seguir tu estilo siempre es lo más importante. Pero... ¿y si averiguamos qué tono de joyas te favorecen más, dorados o plateados?


joyas personalizadas doradas o plateadas

Normalmente decimos que nuestra piel es blanca o morena, aunque hay mil tonos en medio. Por eso es útil pensar en pieles frías que son más blancas y pieles cálidas son más morenas.

Lo primero que debes saber es qué tonalidad de piel tienes: fría o cálida.

Y será importante conocer el tono de tu piel en el momento de elegir tu joya, porque no todos colores o minerales resaltan igual.



¿Cómo saber cuál es el tono de nuestra piel?


  • Identificando el color de tus venas en el dorso de tus muñecas

Mira las venas de tus muñecas, si con luz natural el color es verdoso, tu tono de piel es cálido y si por el contrario tiene un color azulado o violeta, indicará que tu tono de piel es frío.

Sin embargo, si a simple vista tienes alguna duda, puedes hacerte una marca con un bolígrafo verde y otro azul al lado de alguna de tus venas y así comprobar a cuál se parece más.


  • Con la colorimetría, es decir, probándote alguno de esos colores de los que se tiene constancia que son más adecuados para cada tipo de piel.

Prueba a colocarte delante del espejo con algo naranja, un jersey, un pañuelo... o incluso una cartulina y, con una iluminación lo más natural posible: ¿Tu rostro se ilumina y te da un buen aspecto? O, en cambio, ¿lo notas más apagado? Si se ilumina con el color naranja, tu tono de piel es cálido.

Ahora haz el mismo procedimiento pero con una prenda o cartulina de color rosa claro y vuelve a repetirte las mismas preguntas. ¿Tu rostro se ilumina y te da un buen aspecto? O, en cambio, ¿lo notas más apagado? Si se ilumina, entonces tu tono de piel es frío.




¿Qué colores nos favorecen más?


1. Para pieles frías o pálidas favorecen:

  • Colores violetas, rosas, fucsias, azules, verdes azulados

  • Joyas de plata, es la opción perfecta por la similitud de sus reflejos con la piel

2. Para pieles cálidas o morenas favorecen:

  • Colores amarillos, naranjas, rojos, terracotas, verdes, corales

  • Joyas en dorado, aunque en este caso el tono de piel también admite perfectamente las que son en plata


¿Y qué pasa si te equivocas? ¡NADA! Lo importante es probar, experimentar con nuevos colores, hacer cambios hasta encontrar tu estilo, eso es realmente lo más importante. Nadie mejor que tú para saber qué te queda bien y qué no, así que escucha tu voz interior y conecta con tu estilo y tu naturalidad.


Ahora que más o menos tienes una primera idea sobre que tono de piel tienes y si te quedan mejor los dorados o plateados, te propongo que pasees por la shop para ver qué diseños potencian tu imagen.

¿Quieres saber cuándo lanzo una colección cápsula de joyas en dorado? ¿Quieres ser la primera en saber que tonos y acabados formarán parte de las próximas colecciones de joyas? pues es el momento perfecto para suscribirte a la newsletter.




127 visualizaciones0 comentarios